luz codificada

20131109-004212.jpg

En el vestíbulo de este nuevo formato de fábrica de calzado: la Mustang Art Gallery, realmente identificable como una de las mejores salas de exposición de arte contemporáneo de Alicante, he encontrado instalaciones que han conseguido alterar sustancialmente su percepción espacial.
En esta ocasión, son las piezas impulsivas de Carlos Coronas las que te hacen subir y bajar pulsaciones con sus latidos lumínicos y respiración lenta.
El texto que acompaña la instalación habla sobre la persuasión publicitaria y el uso de la belleza como hipnótico infalible. Además de esa exquisita reflexión, puede hablarse de máquinas que quieren ser humanas, de cables y tripas, de encenderse y ruborizarse.