OtraDanza se desliza por el Sojo ilicitano

Hoy es un día muy especial para mi agencia, La Ballena Imantada, porque además de promover el arte, presentamos diseños propios que lo sintetizan.

Begoña Noales contactó con nosotros para editar una línea de productos que extrajeran la esencia de “Da Capo”, una de las últimas coreografías de su hermana Asun de la compañía OtraDanza.

“Da Capo” desempolva el encuentro entre dos coreógrafos y sus carreras paralelas tras diez años. Sus movimientos en el escenario quedan registrados en el suelo polvoriento.
Nacho Evangelisti, diseñador argentino con el que hemos colaborado, quiso que esos rastros impregnasen, a escala real, las telas que confeccionarían las prendas, quedando “una porción de OtraDanza para tu memoria”.

Nace OtraDanza Style con la intención de intensificar el recuerdo de la experiencia vivida en los teatros, tras disfrutar de esta pieza, así como de animar y aproximar a vivirla a través de estos especiales “souvenirs”.

Hoy, Saray y Salva nos regalan un extracto de esta deliciosa composición…

– Gracias a todos por venir –IMG_3527.JPG

luz codificada

20131109-004212.jpg

En el vestíbulo de este nuevo formato de fábrica de calzado: la Mustang Art Gallery, realmente identificable como una de las mejores salas de exposición de arte contemporáneo de Alicante, he encontrado instalaciones que han conseguido alterar sustancialmente su percepción espacial.
En esta ocasión, son las piezas impulsivas de Carlos Coronas las que te hacen subir y bajar pulsaciones con sus latidos lumínicos y respiración lenta.
El texto que acompaña la instalación habla sobre la persuasión publicitaria y el uso de la belleza como hipnótico infalible. Además de esa exquisita reflexión, puede hablarse de máquinas que quieren ser humanas, de cables y tripas, de encenderse y ruborizarse.

silenciosas se retorcían

20130915-000719.jpg

Afuera, caras conocidas para ellos, desconocidas para nosotros (y, probablemente, aunque lo negasen, también para algunos de ellos), pero…
Dentro, unas cuantas personas deambulaban alrededor de un ejército fantasmal de serpientes que levitan a cincuenta centímetros del suelo.
Hasta que alguien se atreve a cruzar entre ellas (¿se puede? ¿está permitido?).
En ese momento las percibes como son. Aparentan ligeras, elegantes y elásticas, mientras que son algo estático, pesado y cuya manipulación hizo sudar al artista.
Estos ejercicios estéticos que derrumban nuestra percepción real es la que, según mi opinión, es válida y necesaria para mantenernos alerta ante lo que nos rodea, sea arte, personas o pensamientos.

– Acerca de la exposición de Damián Ortega en la Gladstone Gallery de Nueva York –

variaciones anímicas de luz

20130912-225635.jpg

Después de la tremenda decepción de los primeros visitantes al Guggenheim al ver la espiral cerrada, el disgusto se va transformando en otros sentimientos…
James Turrell ha reconstruido perfectamente el característico ojo del museo con telas tensadas y velos blancos que sirven de pantallas a su espectáculo lumínico.
El blanco que se confunde con la arquitectura interior vira sutilmente a un cálido y reconfortante amarillo que se calienta en un rojo inquietante, se transforma en morado y se ennegrece el tono y nuestro espíritu.
Nos conduce silenciosamente por rincones de nuestra memoria perceptiva con apabullante maestría.

música y acción en Granada

happening-marMás allá de las notas musicales y sus melodías, los ruidos y silencios nos aturden sin dejar hueco para otra cosa.

Toses, cuchicheos, sirenas de coches, abrir y cerrar de puertas y objetos que caen. Ésa es la nueva música. ¿Nueva? Nueva, no. Es la que siempre ha estado ahí, complementándolo todo. Nuestra banda sonora.

El mar también es una magnífica orquesta, como nos hace escuchar esta fotografía (“Happening en el mar”) y el silencio, el temor a no oír nada, como experimentó John Cage en la cámara anecoica. Terrible.

 

– Sensaciones extraídas de la exposición “Música y Acción” en el Centro José Guerrero de Granada –