exquisita cerámica

El Met esconde tesoros de una exquisitez extrema. Además de algunos lienzos de mi venerado Monet, encontré estas piezas que el coleccionista Hope Yampol donó al museo.

Me fascina la blanda elegancia de sus formas, su ligereza y finura tan al límite. Si la incrustación de vidrios en su superficie resulta maravillosa, la perforación lo dota de una calidad suprema.

La colección asciende a veintiocho unidades provenientes de la cultura cerámica británica y americana. Forma parte de la exposición permanente del Metropolitan, así que no dudéis y disfrutar de ellas.