OtraDanza se desliza por el Sojo ilicitano

Hoy es un día muy especial para mi agencia, La Ballena Imantada, porque además de promover el arte, presentamos diseños propios que lo sintetizan.

Begoña Noales contactó con nosotros para editar una línea de productos que extrajeran la esencia de “Da Capo”, una de las últimas coreografías de su hermana Asun de la compañía OtraDanza.

“Da Capo” desempolva el encuentro entre dos coreógrafos y sus carreras paralelas tras diez años. Sus movimientos en el escenario quedan registrados en el suelo polvoriento.
Nacho Evangelisti, diseñador argentino con el que hemos colaborado, quiso que esos rastros impregnasen, a escala real, las telas que confeccionarían las prendas, quedando “una porción de OtraDanza para tu memoria”.

Nace OtraDanza Style con la intención de intensificar el recuerdo de la experiencia vivida en los teatros, tras disfrutar de esta pieza, así como de animar y aproximar a vivirla a través de estos especiales “souvenirs”.

Hoy, Saray y Salva nos regalan un extracto de esta deliciosa composición…

– Gracias a todos por venir –IMG_3527.JPG

luz codificada

20131109-004212.jpg

En el vestíbulo de este nuevo formato de fábrica de calzado: la Mustang Art Gallery, realmente identificable como una de las mejores salas de exposición de arte contemporáneo de Alicante, he encontrado instalaciones que han conseguido alterar sustancialmente su percepción espacial.
En esta ocasión, son las piezas impulsivas de Carlos Coronas las que te hacen subir y bajar pulsaciones con sus latidos lumínicos y respiración lenta.
El texto que acompaña la instalación habla sobre la persuasión publicitaria y el uso de la belleza como hipnótico infalible. Además de esa exquisita reflexión, puede hablarse de máquinas que quieren ser humanas, de cables y tripas, de encenderse y ruborizarse.

silenciosas se retorcían

20130915-000719.jpg

Afuera, caras conocidas para ellos, desconocidas para nosotros (y, probablemente, aunque lo negasen, también para algunos de ellos), pero…
Dentro, unas cuantas personas deambulaban alrededor de un ejército fantasmal de serpientes que levitan a cincuenta centímetros del suelo.
Hasta que alguien se atreve a cruzar entre ellas (¿se puede? ¿está permitido?).
En ese momento las percibes como son. Aparentan ligeras, elegantes y elásticas, mientras que son algo estático, pesado y cuya manipulación hizo sudar al artista.
Estos ejercicios estéticos que derrumban nuestra percepción real es la que, según mi opinión, es válida y necesaria para mantenernos alerta ante lo que nos rodea, sea arte, personas o pensamientos.

– Acerca de la exposición de Damián Ortega en la Gladstone Gallery de Nueva York –

color látex punzante

20130914-235542.jpg

No es usual cruzarse con una selección de trabajo de un mismo artista sin encontrar elementos discordantes.
Quizá se tratase de establecer un falso taller en la galería, habiendo escogido previamente lo que ocuparía cada rincón. No tuve la oportunidad de preguntárselo al galerista.

Lo que sí es cierto es que resultaba delicioso pasear entre sus alambres rotulados sobre papel blanco, clavados en una pared o agrupados como un látigo, acompañados siempre de un ser-no-vivo de látex recién pescado.

¿Para qué se necesita añadir color cuando tienes líneas que se juntan y se transforman en sombra o mancha y un material que se estira y brilla cambiando así su tonalidad blanquecina y suave?

– Acerca de “Walking of the Rim of Night” de Susie MacMurray en la Danese Corey Gallery de Nueva York –

variaciones anímicas de luz

20130912-225635.jpg

Después de la tremenda decepción de los primeros visitantes al Guggenheim al ver la espiral cerrada, el disgusto se va transformando en otros sentimientos…
James Turrell ha reconstruido perfectamente el característico ojo del museo con telas tensadas y velos blancos que sirven de pantallas a su espectáculo lumínico.
El blanco que se confunde con la arquitectura interior vira sutilmente a un cálido y reconfortante amarillo que se calienta en un rojo inquietante, se transforma en morado y se ennegrece el tono y nuestro espíritu.
Nos conduce silenciosamente por rincones de nuestra memoria perceptiva con apabullante maestría.

Design Service Workshop · Murcia

UA003_design-service-workshop_lbi

Los días 15, 16 y 17 de febrero se impartirá un taller de desarrollo del diseño de servicios en tres localizaciones murcianas: la Sala Verónicas, el Malecón y el Centro Párraga.

La iniciativa está encabezada por las arquitectas Mar Melgarejo y Fabiola Sánchez, fundadoras de Docencia 😀.

Esta primera acción como agentes docentes de diferentes herramientas para la creatividad es el taller colectivo de búsqueda de experiencia urbana de diseño de servicios, donde innovar creando valor para el cliente será la premisa para ejecutar la primera práctica conocida de aplicación de esta filosofía a la arquitectura.
Un taller para aprender herramientas y estrategias de trabajo, dentro del marco profesional del diseño, la arquitectura y la creatividad.

Puedes inscribirte aquí hasta el 4 de febrero.

música y acción en Granada

happening-marMás allá de las notas musicales y sus melodías, los ruidos y silencios nos aturden sin dejar hueco para otra cosa.

Toses, cuchicheos, sirenas de coches, abrir y cerrar de puertas y objetos que caen. Ésa es la nueva música. ¿Nueva? Nueva, no. Es la que siempre ha estado ahí, complementándolo todo. Nuestra banda sonora.

El mar también es una magnífica orquesta, como nos hace escuchar esta fotografía (“Happening en el mar”) y el silencio, el temor a no oír nada, como experimentó John Cage en la cámara anecoica. Terrible.

 

– Sensaciones extraídas de la exposición “Música y Acción” en el Centro José Guerrero de Granada –

“Ana en la piscina” de Nuria Cubas

Ana_04

La tristeza extraña de la lluvia arranca la proyección. Diluvio universal que cala pero que apetece. Hace mucho calor.

Y aquí está ella. Es Ana. Está absolutamente sola. Hace cosas que sólo haría si estuviese sola, sin que nadie la mirase. Sin embargo, mira a Nuria, su hermana, la que graba, la directora de la cinta, en dos diminutos instantes, como por error, o no. La estamos observando y ella nos ha descubierto. Sí, la estamos analizando.

Se recrea acariciándose la piel y mirando a su alrededor. A tiempo real. Las chicharras y los ladridos de Lupe que cruza buscando algo, no sabes el qué. ¿Qué ocurre fuera de Ana?

Un momentazo cuando apunta con los brazos para tirarse de cabeza, pero no se decide… ¿Cuántas veces habremos hecho eso?

El agua quieta tintinea, la crema brilla como una mancha de petróleo en la superficie, oleosa y bella, y su pelo flota mientras se va hundiendo y jugando con todo su cuerpo.

Tiempo. Tiempo para deleitarnos en ella, en su color de pelo, de piel, de sombra, de turbulenta sombra. La quietud del cuerpo y su nerviosa reproducción oscura y profunda en el claro gresite de la piscina.

Un entorno apetecible y cálido, muy cálido, que nació de una tormenta de verano.

 

encantada, Miquel Mont

miquel-mont

Un miércoles de diciembre entro por primera vez en el MACA (Museo de Arte Contemporáneo de Alicante) al que pienso volver infinitas veces. Un lugar de una espacialidad controlada e hiperluminoso que te permite abstraerte con total naturalidad.

No pude hacer fotos, ni tampoco tocar las obras. Me hubiera saltado todas las reglas sólo por sentir el frío de las esculturas de Eusebio Sempere. Me fui de allí sin datos suficientes, sobre todo de mi pieza preferida: un Garabato de Miquel Mont. Ultrasencillo y mágico al mismo tiempo. Tan ligero que no te cansas de mirarlo, casi… de cuidarlo. Su fresco color verde agua perfectamente aplicado sobre una base arañada con la misma pulcritud. Un garabato nada agresivo, sino seductor. Hipnotizante.

Fue la primera obra que me encontré nada más entrar en la sala y, en ocasiones, las primeras las miro de reojo, como si no quisiese enamorarme demasiado y esperar otra que lo haga más todavía. Pero no pude contenerme y estuve un rato con ella. Totalmente absorta.

No he encontrado una imagen de ella, parece que ser la primera de la lista te hace más escurridizo en el torrente de imágenes del día de la inauguración.

Una delicia.

 

glass pig

El meatpacking district es el sueño de cualquier amante del arte. Infinidad de galerías de altísimo nivel una al lado de otra.

Esta impresionante obra realizada en vidrio por la artista checa Ivana Šrámková la pudimos ver, y casi tocar, en la Heller Gallery a finales de septiembre de este año.

El animalario al completo es un ejercicio de simplificación muy complejo, ya que debe despojar de las cualidades naturales superfluas, sin extralimitarse, hasta llegar a construir un icono fácilmente legible.

La realización técnica de estas esculturas requiere un alto dominio de la técnica. El control de la transparencia del vidrio en espesores tan elevados, así como la homogeneización del color y la pureza de la pieza, son el resultado de la destreza y la impoluta resolución industrial de la artista, a partes iguales.